Avisar de contenido inadecuado

El Rey Juan Carlos se gasta el dinero del pueblo MATANDO ELEFANTES.

{
}

La foto no podía ser más inoportuna. En medio de una crisis financierapreocupante, a poco de haberse aplicado los recortes por € 10.000 millonesen educación y sanidad, y en medio de una verdadera “tormenta” familiar, el rey Juan Carlos de España aparece con amigos en una exótica cacería de elefantes y búfalos. El rey sufrió un nuevo revés en su desmejorada salud y en medio de una tormenta dinástica sin precedentes.

foto perfil.com



A muchos les parecía extraño que el rey no hubiera visitado a su nieto en la clínica donde está internado desde el lunes, a causa de un disparo que recibió cuando manipulaba una escopeta. La respuesta estaba en que el rey, de 74 años, estuvo esta semana de cacería en Botswana y que el jueves por la noche, al tropezar con un escalón en la casa donde se alojaba, se fracturó la caderaderecha en tres partes. La noticia fue dada a conocer en España 30 horas después.



Tras la caída, el rey fue tratado con analgésicos por el médico que siempre lo acompaña en sus viajes, y luego trasladado en un avión privado (en un viaje de 10 horas) de vuelta a España. Como su país no tiene Embajada en el país africano, lo que obligó a que la repatriación tuviera que ser organizada por la embajadora en Namibia.

A la una de la mañana del sábado, fue operado (por cuarta vez en dos años)en el hospital madrileño USP San José, donde permanecerá, según los médicos, entre cuatro o cinco días. Solamente podrá retomar todo tipo de actividad física “en uno o dos meses”, aunque reconocieron que el jefe del Estado español podría reincorporarse a su actividad de despacho en unos 10 días.

En las lejanas tierras de Bostwana (uno de los tres países africanos que permiten la caza de elefantes) el rey Juan Carlos disfrutaba de esta “pasión familiar” con tranquilidad desde hacía varios días. Allí se pueden cazar paquidermos con un pago previo de entre € 7.000 y 20.000 por ejemplar, y, según el diario El País, la empresa Rann Safaris (cuyo dueño es amigo del rey) organiza cacerías de elefantes y ofrece un “safari cinegético” de 14 días por € 45.000. Este pasatiempo, sin embargo, le juega una mala pasada a la Monarquía en un tiempo de peligrosa inestabilidad financiera para España: en una encuesta del diario El Mundo, el 96% de los consultados afirma que el viaje fue totalmente inoportuno.

La foto -publicada por Rann Safaris en su web- dio la vuelta al mundo y el tema figuró entre los más comentados en Twitter el sábado. La imagen del rey quedará de ahora en más seriamente dañada ante la opinión pública española.
 
Un sondeo de principios de diciembre por el Centro de Investigaciones Sociológicas reflejaba que su popularidad cayó por primera vez por debajo del aprobado. El rey está demostrando una falta de ética y respeto a mucha gente en este país que está sufriendo mucho”. Agregó que “la Casa Real se está convirtiendo en un problema de seguridad para la propia Casa Real” y para la propia Jefatura del Estado. “Andar por ahí cazando elefantes no es un buen mensaje para compartir en tiempos de crisis”, opina el diputado Gaspar Llamazares.

Fervoroso antimonárquico, el senador del PNV, Iñaki Anasagasti, opinó en su blog que el accidente del rey muestra “lo anacrónico de una situación opaca y derrochona”, al tiempo que criticó al rey por ir “frívolamente de viaje” en la actual situación financiera. La portavoz de ERC Anna Simó resaltó el "grado de desintegración moral de la monarquía”. En referencia a los recortes presupuestarios impulsados por el presidente Mariano Rajoy, el diputado catalán Joan Herrera asegura que es “insultante” que sólo se recorte un 2% el ingreso de la Familia Real, y que sean capaces de realizar “viajes insólitos” en estos tiempos.

A la mayoría de los políticos españoles las actividades privadas del rey en tiempos de crisis son una vergüenza nacional, y descritas como “miserables atrocidades criminales”. “Sería escandaloso que estas cacerías del monarca se paguen con dinero público, y si fueron gratis habría que explicar a cambio de qué”, dijo un representante del Bloque Nacionalista Gallego, mientras que el partido republicano catalán (ERC) lamentó que el rey “viva por encima de las posibilidades de su pueblo”.
 
Algunos políticos irán más lejos: el grupo parlamentario de Izquierda Plural pedirá explicaciones a la Casa Real y exigirá el reintegro de los gastos del secreto viaje real.


REY DE ESPAÑA: “LO SIENTO MUCHO, ME HE EQUIVOCADO Y NO VOLVERÁ A OCURRIR”

Madrid, 18 de abril (Oxígeno).- En un gesto sin precedentes e histórico, el rey Juan Carlos de España pidió hoy públicamente perdón y reconoció haberse equivocado, con la excursión a cazar elefantes a Botsuana en medio de la crisis económica que atraviesa España.

“Estoy deseando retomar mis obligaciones y lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir”, ha declarado nada más recibir el alta hospitalaria.


Elefante con su cría

CARTA DEL ELEFANTE 

Señor Rey de España: 

Soy un elefante de Botsuana, el país africano en el que me dicen que su Majestad ha estado recientemente para descansar de sus fatigas, cazándonos en un safari. Los elefantes somos mansos, aunque fieros cuando nos atacan. También nuestros dioses, los de la sabana, son dioses buenos, no vengativos, aunque sí celosos de sus habitantes. 

Quizás por ello, han querido preservar su vida, importante para su país,  aunque han querido advertirle con su caída y sus fracturas en el campamento desde donde salía para cazarnos, que sería mejor ya para su Majestad que ha  vivido ya más de lo que vivimos uno de nosotros, dedicase su tiempo a otras cosas, en vez de venir a matarnos.
 
Por ejemplo a seguir a esa España que se está desmoronando económicamente, a ese 52% de jóvenes que sufren el aguijón del paro después de tantos años de estudios, o simplemente a disfrutar de ver a los animales correr y divertirse en su habitad natural, pero sin escopetas, con las manos vacías o llenas de flores.

Nosotros sabemos que no ha hecho nada ilegal viniendo y pagando muchos miles de euros para matar a uno de los nuestros. Se lo permiten las leyes de mi país. Para muchos, matar gratuitamente animales es como lo era antiguamente cazar a lazo a los negros o indios para esclavizarlos. 

 ¿Pero basta que algo sea legal para realizarlo? Existen también las leyes del corazón, no escritas, las de los sentimientos humanos, que dicen por cierto que son superiores a los nuestros y existen ciertos ejemplos que un Rey debe ofrecer de su vida incluso privada.

Su Majestad, desde su primer discurso como Rey, afirmó que quería serlo de todos los españoles. Yo sé que en España hay aún mucha gente que no se importa de ver sufrir o morir a los animales y que hasta se divierte observándolo. Pero existen también millones, sobretodo de jóvenes, que aman a los animales, que quieren protegerles y conviven con ellos. A esos millones de españoles, no creo que les guste especialmente la imagen de su Rey llegando a esta África, que es nuestro territorio, escopeta al hombro, para distraerse disparándonos sin que podamos defendernos.

 Nos han dicho, Majestad, que posee una de las mejores colecciones de escopetas de caza que existen.¿Podemos hacerle una sugerencia? Haga de ellas un museo y anuncie a los españoles, que su Rey ya no va a matar a ningún animal y que los años que aún le queden de existencia- que le deseamos sean aún muchos más de los que nosotros vivimos, los va a dedicar a distraerse a favor de la vida y no de la muerte.

 Elefantes con su cría
Sabemos que nosotros, los elefantes, como el resto de los animales, no tenemos derechos. Nacemos para ser cazados y muertos. Pero queremos recordarle que nosotros no hacemos mal a nadie. Somos sensibles y humildes y hasta nos parecemos a ustedes los Homo Sapiens. Dicen los zoólogos que somos de los pocos animales que respetamos a nuestros difuntos y de los pocos que saben reconocerse, como los humanos, en un espejo. 

    Es verdad que quizás para ustedes los humanos los elefantes seamos inútiles, no somos indispensables para nada, pero, no por ello deben tener el derecho de matarnos. También las monarquías hoy- y lo digo con todo el respeto- aparecen inútiles para muchos y no por eso se hace la caza a los reyes y reinas.
    
Y hablando de reinas, nos gustaría saber qué piensa su discreta y querida reina Sofía de su amor por la caza de elefantes. Ella como mujer y como madre, debe saber que en nuestra organización en la sabana, vivimos un reino matriarcal. Ellas, las elefantas, organizan y dirigen nuestra comunidad. Son madres amorosas, dan de mamar a sus hijos durante tres y hasta cinco años y sufren como ustedes los humanos cuando se los matan por capricho.
 
Por último nos gustaría que sus nietos y biznietos, Majestades, un día consiguieran divertirse sin necesidad de venir a África a cazarnos y arrancar nuestros colmillos de marfil para adornar los palacios reales con sus trofeos de muerte. 

Quizás, ni queriendo podrán ya hacerlo porque quedamos sólo 30.000 elefantes en todo el mundo y al ritmo con el que nos matan, sus nietos ya no tendrán como hacerlo, porque habremos sido extintos. Tendrán que conformarse con cazar cucarachas que al parecer tienen un millón de años y resisten hasta a las radiaciones atómicas. Nosotros, no. Somos más grandes, pero más frágiles. Quizás por ello nos amen tanto los niños a los que les gusta divertirse con nosotros. Vivos, no muertos.
 
Sólo desearle, Majestad, en nombre de nuestros dioses, que se recupere pronto del susto que le hemos dado, que no era para matarle, sino para hacerle pensar que sería mejor para su Majestad, que a la hora de dejar este Planeta, los elefantes que aún estemos vivos, podamos llorar por usted en vez de alegrarnos por haber perdido a un verdugo. 

Los vientos de la selva son misteriosos, Majestad. ¿ Por qué no nos regala sus escopetas en vida? Con respeto y en nombre de todos los elefantes de Botsuana.
Niña con elefante

{
}
{
}

Comentarios El Rey Juan Carlos se gasta el dinero del pueblo MATANDO ELEFANTES.

Ojo por ojo, que maten al rey y a su descendencia. Eso no se hace con ningún animal, no saben lo que les sucede. Los animales matan por comida o por defenderse. Con eso se acaban los mantenidos que no sirven para nada (si sirven para algo los reyes que alguien me lo diga!) y les aseguro que muchos millones de euros dejarán de desviarse a sus bolsillos.
Romina Saenz Romina Saenz 19/04/2012 a las 23:02
Ese tipo es un maldito asesino, no solo de indefensos animales, hay que recordar que tambien mato a su hermano segun èl accidentalmente, pero eso no se lo cree nadie.
german torres german torres 21/04/2012 a las 21:37

Deja tu comentario El Rey Juan Carlos se gasta el dinero del pueblo MATANDO ELEFANTES.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre