Avisar de contenido inadecuado

Rafael Leonidas Trujillo y Minerva Mirabal: Las Hermanas Mirabal desde otro Angulo.

{
}

Trujillo estuvo de siquiatra por pretender a  Minerva

Loco por Minerva. En las recién publicadas memorias de la Cuarta Mariposa, Dedé Mirabal, esta cuenta que Trujillo sí estuvo loco por Minerva

Ángela Peña
María Teresa hubiese sido "Miss Universidad" en 1956, pero debido a su antitrujillismo, la escogida fue Magda  Mejía Ricart. El Caribe la describía esbelta, graciosa, india clara, amante de la decoración, enamorada de su profesión. Entrevistada, declaró preferir la pintura de José Fulop y Leonardo Da Vinci, gustar del teatro y sentir predilección por Hamlet, de Shakespeare, y La vida es sueño, de Calderón de la Barca. "Salió escogida reina Magda Mejía Ricart. Nos hicieron saber que a María Teresa la desecharon por antitrujillista".

En otro orden, Minerva, su hermana, no padeció tuberculosis ni fue novia de Pericles Franco, como se ha publicado. Lo que sí es cierto es que la encerraron en una celda con prostitutas y lesbianas por ser considerada "clave" de la oposición. Al salir exclamaría: "¡Las cosas que yo vi ahí!". La heroína tuvo una amiga en Montecristi, Tamara Díaz, y aunque la quería mucho, no tuvo la confianza de revelarle los motivos de sus continuos viajes pues ésta estaba emparentada con militares de alto rango y para encubrir sus actividades políticas le decía que debía visitar al doctor Concepción para tratarse un problema pulmonar. Ramón Alberto Ferreras afirmó en un libro que Minerva padecía tuberculosis y la falsa especie se ha seguido difundiendo.

En "Vivas en su Jardín, Memorias", que acaba de publicar Dedé Mirabal, el capítulo de las relaciones de su hermana con Franco, parece novela. Es uno de los más conmovedores y extensos. Dos meses antes de su muerte, el médico y revolucionario visitó a Dedé junto a su esposa y a Consuelo Despradel para contar sus secretos. "Me confesó que para él había sido sublime conocer a Minerva, y me entregó un ejemplar de Werther, de Goethe, diciéndome: "Este libro que Minerva me regaló contiene la síntesis, el significado de lo que ella y yo sentíamos".

El volumen es humano, estremecedor, tierno, trágico. Relata la vida de cada miembro de la familia, incluidos antepasados lejanos que fueron rabiosos antiyanquis hasta el extremo de preferir mercancías alemanas a las norteamericanas. Patria, Minerva y María Teresa no fueron, por otro lado, las únicas víctimas de esa apreciada estirpe de Ojo de Agua y Salcedo. También lo fue Fellito, el hijo del tío Fello opuesto "al amo", desaparecido misteriosamente después que Trujillo se enamoró de "Dwí", su novia hija de austriacos de los que vinieron a trabajar a la Armería de San Cristóbal.

En estilo sencillo, con excelente manejo de la gramática, las impresionantes memorias son tanto como el destino de esa sufrida parentela, la narración de 31 años de historia política, cultural, social, genealógica, que aclara versiones divulgadas inexactas y revela estremecedores testimonios que Dedé Mirabal no había tenido el valor de contar.

Valientemente, refiere actuaciones deleznables de "maipiolos", esbirros, delatores, sicarios, torturadores, calieses. Describe el verdadero origen del 14 de Junio, el real enamoramiento de Minerva y Manolo, la obsesión de Trujillo con esta heroica mujer que lo enfrentó y creó en él tal delirio que debió tratarlo un psiquiatra brasilero. No se reservó nombres, apellidos, situaciones. No es ficción cuanto aparece escrito, ilustrado con las fotos más nítidas y hermosas. Secretos tan personales como la familia paralela de su padre, el embullo amoroso de Manolo ya casado, la enfermedad que hacía escupir sangre a su progenitor, las desavenencias por herencias, están ahí  como los viajes de las muchachas, el acoso, la caída en desgracia, los "Foros Públicos" y  amantes del llamado "Jefe" que fueron amigas de Dedé, favorecidas con mansiones hoy convertidas en villas con sus nombres.

Trujillo y Minerva.  María del Rosario Rodríguez de Goico, madre de Charytín Goico, fue quien presentó en una fogata en Jarabacoa, que organizaban las mellizas Diez, a Manolo y a Minerva. Tavárez Justo tenía amores con Ana Matilde Cuesta, hija del doctor Pelayo Cuesta, pero cuenta Dedé que Manuel Aurelio y la Mirabal "quedaron flechados".

Cartas, diarios y la vivencia personal tejieron estas bellas y al mismo tiempo fatídicas memorias. Las acciones de Trujillo contra la familia son inacabables. La famosa fiesta en San Cristóbal es otro de los extensos capítulos de "Vivas en su Jardín". Miguel Rodríguez Reyes, el general asesinado en Palma Sola, citado más de una vez en el libro, es parte de ese evento, según Dedé.

 "Nada más entrar a la fiesta vimos a Manuel de Moya Alonzo, famoso por su rol de maipiolo oficial. Tanto él como Isabel Mayer tenían la triste reputación de reclutar mujeres para el dictador", asevera la dama. Recuerda los merengues que abrieron el baile, la negativa de Patria y Minerva a bailar con De Moya, pero al final Minerva cedió, por educación, ante la insistencia, y éste se la pasó a Trujillo. Cuando ésta le pidió que quería volver a la mesa, el perínclito se la pasó a Negro Trujillo y éste a Manuel De Moya. Salieron en cuanto pudieron y ese fue el inicio de la represión contra la familia. Narra Dedé la conversación entre Minerva y el Generalísimo cuando bailaban en la que ella le confesó que no le gustaba su política.

Los pormenores del asesinato, el juicio a los asesinos ocupan gran parte de la obra. Dedé descarta la participación de Segundo Imbert, al que se ha querido involucrar como "el hombre del sombrero" que, para ella fue, en realidad, Alicinio Peña. "Johnny Abbes, en su versión sobre lo ocurrido, puso a Segundo Imbert en la escena del crimen con una horrorosa participación. Eso es una falacia", anotó.

{
}

Comentarios Rafael Leonidas Trujillo y Minerva Mirabal: Las Hermanas Mirabal desde otro Angulo.

Estimados amigos, quizás les interese difundir o adquirir esta novela de mi autoría, dedicado a los últimos meses de la dictadura dominicana de Trujillo y que en España ya ha agotado su primera edición. Saludos cordiales. http://www.librosenred.com/libros/eljuezquesonabaconballenas.html
Alberto Zurrón Alberto Zurrón 06/11/2010 a las 19:18
es grandioso dede sigue asi jajajajajaja ni siquiera se de que hablo
nino nino 17/11/2010 a las 17:21
Me asombro no solo ante la belleza de estas hermanas, ya he visto todos los filmes que han hecho sobre ellas y me parecen sorprendentes, si no que acabo de descubrir que una señora dijo que habia sido en realidad un accidente tratando de mantener al dictador Trujillo fuera de los hechos.
Por desgracias estos accidentes para los pueblos ocurren siempre que existen sangrientas dictaduras, ocurrieron en la Cuba de Batista y ocurren hoy en dia en la Cuba de los Castro como sucesos fatales.
Siento un profundo aprecio por las hermanas Mirabal y su vida, estoy asombrado con sus bellezas femeninas y por sus valores y grandezas.
Lazaro Rosa Lazaro Rosa 18/10/2012 a las 13:30
trujillo es un bobo se espuso contra las hermanas mirabal pero eso no impidio que descansaran en paz.
pero hoy celebramos el dia no violencia contra la mujer.

Deja tu comentario Rafael Leonidas Trujillo y Minerva Mirabal: Las Hermanas Mirabal desde otro Angulo.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre