Avisar de contenido inadecuado

Racistas hacen de las suyas todavía en EEUU, pero la justicia va a actuar.

{
}

Miles de personas se manifestaron este jueves en la localidad de Sanford Florida para reclamar la detención del vigilante voluntario que confesó haber matado a un adolescente negro desarmado alegando defensa propia, un caso que se ha radicalizado y desatado todo tipo de críticas.

La sudadera que supuestamente lo hizo sospechoso.

"Hace 26 días, el joven Trayvon Martin fue a la tienda para (comprar cosas para) su hermano. Volvió y perdió la vida", dijo el reverendo afroamericano Al Sharpton ante la multitud reunida.

El conocido activista viajó desde Nueva York a Florida para participar en esta manifestaciónpese a que poco antes de tomar el avión recibió la noticia de que su madre, que padecía Alzehimer, acababa de morir.

"Trayvon es la representación de un temerario desprecio por la vida. Ya es suficiente. (El vigilante voluntario, George) Zimmerman tendría que haber sido detenido esa noche. Usted no puede defenderse de un paquete de Skittles y de un té helado", defendió el reverendo en relación a lo que el adolescente había salido a comprar cuando le dispararon.

Tracy Martin, el padre del adolescente, añadió: "Queremos un arresto. Queremos unacondena por el asesinato de nuestro hijo".

Miles de personas acudieron a esta concentración en la pequeña localidad de Sanford, a las afueras de Orlando (Florida), desde distintas partes de EE UU.

Muchos de ellos eran jóvenes vestidos con sudaderas con capuchas, como la que llevaba el joven al morir, y con paquetes de Skittles, los caramelos masticables que había ido a comprar.

"No nos hablen como si fuéramos estúpidos. Amamos a nuestros niños como ellos nos aman a nosotros. Encierren a Zimmerman", gritó Sharpton.

Desde el primer momento, las autoridades locales dieron por buena la versión de Zimmerman de que actuó en defensa propia y, aunque aún investigan los hechos para tratar de esclarecer lo ocurrido, decidieron no detenerlo.

Las protestas por que se mantenga en libertad y sin cargos al vigilante, han originado la retirada temporal de la investigación del caso del jefe de la Policía local.

Polémica ley

Zimmerman, un hombre de 28 años que vigilaba voluntariamente la comunidad donde vivía tanto él como el padre del adolescente fallecido, está protegido por la polémica ley de defensa propia promulgada en 2005 en Florida, denominada Stand Your Ground.

Esta ley, vigente en más de una veintena de estados del país, ampara a quien recurre a "medidas de fuerza letales" para defenderse ante una amenaza.

Aunque el menor residía con su madre a las afueras de Miami, el fin de semana del 26 de febrero, cuando se celebraba en Orlando el All Stars de la NBA, había ido a visitar a su padre.

Zimmerman llamó a la línea de atención policial 911 alertando de que había visto a "un negro sospechoso", a lo que la operadora le dijo que no interviniera y esperara a que llegara la Policía.

Cuando ésta llegó se encontró al adolescente muerto en el suelo. El vigilante, de origen hispano, explicó que había actuado en defensa propia.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), Benjamin Jealous, apuntó que "aunque las ruedas de la Justicia están girando más lentamente de lo que la nación quiere, la realidad es que ya vemos cómo están empezando a girar".

Incluso el fabricante de los caramelos Skittles emitió este jueves un comunicado en el que expresó su "profunda tristeza" por la muerte de Martin, pero rehusó hacer más comentarios en señal de "respeto a la privacidad de su familia y amigos" y para evitar que "nuestras acciones puedan ser percibidas como un intento de ganancia comercial con esta tragedia".

{
}
{
}

Deja tu comentario Racistas hacen de las suyas todavía en EEUU, pero la justicia va a actuar.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre