Avisar de contenido inadecuado

La mejor manera de orarle a Dios en momentos muy difíciles.

{
}

Inmediatamente se nos presenta una situación difícil en nuestra vida, o relacionada a una persona que influye en nuestra vida apelamos a Dios.

De que manera Generalmente lo hacemos?: Dios Sáname, Cúrame, Quítame este dolor, Has que mi ser querido aparezca, Has que vuelva, Consígueme el empleo, Mantenme el empleo, no permitas que muera, etc.

Que son este tipo de oraciones?: Lo mismo de siempre, a Dios le mandamos la factura para que arregle el problema, sane, consiga empleo, aparezca personas, etc., claro está porque nos sentimos ser la persona que se merece todo en la vida, nunca nos equivocamos, siempre merecemos lo mejor, siempre creemos que aportamos lo necesario y para ejemplo les dejo unos comentarios que me parecen común escuchar,  a ver si se parece a alguien conocido por ustedes.

“Yo no voy a la iglesia, pero a que voy? A llevar la vida ajena como van esos?”, “Yo hago demasiado favores y Dios lo sabe”, “Predicar, para que? Para que le digan groserías a uno, para yo no matar uno mejor me quedo en casa”, “Yo doy dinero de mi sueldo, a mi mama, mi papa y a una tía”.

Lo que quiero decir con todo esto es que, si tenemos derecho a pedir, pero también tenemos muchos deberes, que generalmente no cumplimos o no son suficientes, para la misión a la que estamos preparados para cumplir y con relación a nuestra petición a Dios en situaciones difíciles las oraciones deben ser dirigidas de la siguiente manera.

En vez de mandarle a Dios la factura de que nos ayude, por la simple razón de que somos su hijo o hija ya por esto nos creemos de manera muy seria que hay que ayudarnos, sin dar nada a cambio, lo correcto es pedir a Dios que nos dé luz para poder entender porqué el nos está mandando esa factura que tenemos que pagar, porque nos manda esa prueba en que le hemos estado fallando, pedirle a Dios que nos ilumine en descifrar ese mensaje, pedirles que nos de fuerza para soportar el dolor que nos está causando y entender su mensaje pronto y luego de solucionado el problema actuar según su mandato, pero cuando él  determine que el problema debe cesar o terminar y para las personas que no van entendiendo bien les pongo un ejemplo.

Si estoy pasando por una situación muy difícil, por ejemplo una intoxicación, no debemos inmediatamente pedir que se elimine el toxico, que se me vaya el dolor, que no muera y hazlo ahora mismo. NOOO a Dios se le pide, porque estoy padeciendo esta situación?, que me quieres decir?, cuál es tu mensaje?, Decir por ejemplo, Dios permite que me sane, cuando lo consideres y haya entendido tu mensaje, lucharé cuando me recupere para que personas no sufran este padecimiento, entenderé de mejor manera al que lo sufra y si tu decisión es fatal o a más largo tiempo te bendeciré por elegirme para algún propósito, el cual voy a comprender, has de mi lo que consideres.

Debemos estar preparado siempre para que se cumpla su voluntad y hacer lo posible por ayudarnos a nosotros mismos, para servir luego del evento con el mejor entusiasmo, que ese padecimiento sirva siempre para sacar un mensaje, aprender una lección y luego trabajar en hacer que la vida de otros sea bendecida al igual que tu por haber superado ese padecimiento y haber sido instrumento de Dios para un propósito. En vez de mandarle la factura a Dios para que arregle de inmediato nuestros problemas, entender su mensaje, hacer lo posible por solucionar nuestro problema de una manera terrenal y luego de superado actuar en servicio de Dios.

Cuando vamos a aprender que lo que Dios hace no tiene explicación? Y mucho menos se cuestiona, lo ofendemos cuando por cualquier situación pedimos al señor que nos lleve a sus brazos, porque no podemos soportar este mundo con el problema que estamos padeciendo.

Hacemos promesas de esto o lo otro, pero quítame el padecimiento, como si estuviéramos negociando un pollo en el mercado.

Inmediatamente nos sanamos o el problema llegó a una solución, seguimos la vida igual que antes por el simple hecho de que somos “tan buenas personas “que poco nos dio Dios o sea  que pensamos que para eso es que le pagan a Dios y peor vemos a otra persona con nuestro padecimiento y la experiencia por la cual pasamos quedó en el pasado.

 

En fin con Dios no se realiza una relación siempre ventajosa y si no nos favoreció el resultado, según nuestra expectativa buscar una serie de cuestionamientos, el pastor, el sacerdote, Dios no existe, porque con tanta fe que pedí y no me oyó, por eso es que no voy a la iglesia, porque aquel le resultó mas fácil que a mí.

 

Qué tal si Dios te está pasando la cuenta de una vida desordenada, en pecado, de alejamiento de la fe, de tus principios morales y te está mandando un mensaje de la manera que verdaderamente entendemos los seres humanos, con dolor, físico o espiritual, porque nadie sabe lo que es hambre hasta que la padece y que desarmado seria aquel que luego de padecer una gran hambre y esta colmado de alimentos le pasara a un hambriento por el lado y no le extiende un poco de lo que lleva.

 

Quizás Dios te está poniendo a padecer hambre para que entiendas que a menos de dos metros tuyo hay un hambriento que no has visto, porque siempre has tenido el estomago lleno y esto hace que seas ciego a los hambrientos porque estas tratando de satisfacer otra necesidad y estas de espaldas a un gran proyecto de Dios y estas recostado sobre tu propia comodidad.

 

La exposición de este mensaje que quizás le parezca a ustedes redundante, extenso o rebuscado, es para que podamos entender por diferentes caminos y maneras lo siguiente:

De ahora en adelante, tomar el problema como una oportunidad de acercamiento a Dios, entender su mensaje, pedir solución, pero con entendimiento del sacrificio, aceptar su designio sin cuestionar y luego de solucionado el problema actuar en pro de ayudar al prójimo a disminuir ese tipo de padecimiento y si el desenlace es fatal, entender su mensaje y salvar el tiempo perdido, porque eso que creemos fatal quizás sea la gran oportunidad que nos proporcionó Dios para un verdadero y permanente encuentro con él.

{
}

Comentarios La mejor manera de orarle a Dios en momentos muy difíciles.

muy bueno

yuri yuri 07/03/2010 a las 07:11

OH DIOS MIO YO TE AMO Y TE DEJO LA FACTURA 80316 PARA QUE LA PAGUES  YA QUE YO NO TENGO DE DONDE PAGAR MIS OBRAS Y SOLO SE HAN QUEDADO EN BUENAS INTENSIONES PERO DE ESTAS NO VIVE EL HAMBRIENTO EL DESNUNO EL POBRE POR ELLO DAME FUERZAS SEÑOR MI DIOS MULTIPLICA CON PROSPERIDAD MI VIDA PARA SOLIDARIZARME CON LOS MAS NECESITADOS TUSABES DIOS PADRE CELESTIAL QUE ESTA ES MI MISION A QUI EN LA TIERRA AYUDAME A AYUDAR, ABRE PUERTAS DE PROSPERIDAD DE AYUDA DE TRABAJO DE AMOS DE SABIDURIA DE GRANDEZA PARA WILSON RAMIRO BORJA REALPE  PARA QUE COMPARTA  EL REYNO DE DIOS QUE A EL LE HA DADO AMEN  BENDICIONES

WILSON WILSON 11/08/2010 a las 05:01

que lindas es conocer a dios

marle rodriguez marle rodriguez 24/11/2010 a las 23:35

no estoy de acuerdo al %100 de este articulo y mas porque a Dios no se le puede atribuir maldad, la biblia lo dice. asi que Dios no enferma a la gente. Dios sana a personas con mucha Fe.



Cosa que admito me falta mucho.



Atte. Un enfermo

fernando fernando 27/04/2012 a las 06:15

Deja tu comentario La mejor manera de orarle a Dios en momentos muy difíciles.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre