Avisar de contenido inadecuado

El Gran París del futuro, según Sarkozy

{
}

Nicolas Sarkozy presenta el plan para el Gran París

El presidente Sarkozy considera el momento como una oportunidad para grandes proyectos.

En plena crisis económica y con un creciente descontento social en Francia, el presidente Nicolas Sarkozy reveló un ambicioso plan para modernizar la ciudad de París e integrarla a sus suburbios, desafiando las urgencias financieras.

Los proyectos lanzados por Sarkozy este miércoles incluyen un fondo de unos US$46.000 millones para modernizar el sistema de transportes del Gran París, con una nueva línea automática de metro en torno a la ciudad.

Al presentar sus ideas para hacer de París una ciudad capaz de competir con otras grandes capitales, Sarkozy habló además de nuevos rascacielos a su alrededor, crear un parque tecnológico en el suroeste y un bosque cerca del aeropuerto Charles de Gaulle.

"La crisis es la oportunidad de hacer grandes proyectos", aseguró. "El Gran París es la Francia de después de la crisis".

Divorcio

Sarkozy lanzó sus propuestas al presentar una exposición de los proyectos que encargó a diez de los arquitectos más destacados del mundo para diseñar la capital francesa del futuro.

Actualmente, el Gran París esta compuesto por la bella ciudad intramuros, donde viven dos millones de personas y están las mayores atracciones turísticas, y una serie de suburbios divorciados del centro, donde habitan unos seis millones.

El Gran París es la capital jugando un rol en la economía europea y mundial

Nicolas Sarkozy

La tensión social en muchos de esos suburbios, habitados principalmente por inmigrantes o sus descendientes y donde el desempleo puede duplicar la media nacional, se hizo evidente durante las revueltas que estallaron en 2005.

La promesa de Sarkozy es impulsar la mayor renovación de París desde la hecha por el barón Haussmann en el siglo XIX, para integrar una ciudad que compita en este siglo con centros económicos como Londres, Tokio o Nueva York.

"El Gran París es la capital jugando un rol en la economía europea y mundial", afirmó Sarkozy durante su discurso en la Ciudad de la Arquitectura y el Patrimonio parisina. "Debemos pensar a lo grande".

Transportes

Una de las principales propuestas de Sarkozy es construir una línea automática de metro de 130 kilómetros que circule alrededor de Paris y conecte los principales polos de desarrollo económico y tecnológico.

Maqueta del Gran París

El proyecto incluye rascacielos ecológicos y un parque tecnológico.

El presidente anunció que el proyecto se financiaría con un fondo equivalente a unos US$46.000 millones que se creará a partir de un proyecto de ley que el gobierno presentará en octubre.

Según sus planes, las obras comenzarán en 2012, el año en que concluye el mandato de Sarkozy.

Los cambios en el transporte público parisino aliviarían los problemas diarios que enfrentan millones de personas para trasladarse entre dos puntos de la ciudad, que según Sarkozy podrían conectarse a lo sumo en media hora.

Otras ideas

Sarkozy también anunció medidas para enfrentar el problema de la falta de viviendas que hay en la región y levantar hasta 70.000 viviendas suplementarias al año, lo que duplicaría el ritmo actual de construcciones.

Según el presidente, eso podría lograrse mediante a una flexibilización de las normas actuales de ordenamiento territorial.

Lea: Arquitectos al rescate de París

Sarkozy dijo además que quiere desarrollar rascacielos ecológicos alrededor de la capital, un parque tecnológico en Saclay (una veintena de kilómetros al suroeste de la ciudad) y conectar comercialmente al Gran París con el puerto de Havre y el estuario del Sena.

La Presidencia francesa estimó que los proyectos para el gran París podrían crear hasta un millón de empleos nuevos en dos décadas.

Disputa política

Sin embargo, los planes presidenciales no solo se ven desafiados por las dificultades económicas y financieras que enfrenta Francia actualmente, sino por cuestiones políticas.

La alcaldía de París y varias de sus zonas adyacentes están controladas por el opositor Partido Socialista, que observa los proyectos de Sarkozy como un intento de disputarle a la izquierda el control de la región.

El alcalde parisino, Bertand Delanoë, respondió este mismo miércoles a los anuncios del presidente y dijo que hubiera sido oportuno que "ponga el énfasis en la vivienda social".

Durante su discurso, Sarkozy aludió claramente a las rivalidades políticas en torno a la Ciudad Luz. "El Gran París es un proyecto que no pertenece a ningún partido", aseguró. "Afecta a todos y pertenece a todos".

Una encuesta revelada este miércoles ubicó el índice de Sarkozy en 32%, lo que iguala su nivel más bajo alcanzado en mayo de 2008, mientras el nivel de personas descontentas ascendió a 65%.

{
}
{
}

Deja tu comentario El Gran París del futuro, según Sarkozy

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre