Avisar de contenido inadecuado

Felipe Calderon culpa a Estados Unidos de la droga en México. ES MEJOR CULPAR A OTRO.

{
}

El Presidente Mexicano Felipe Calderón, declaro tres días de luto hoy viernes, y exigió una campaña en contra de las drogas en los Estados Unidos, después que hombres armados perdieron fuego a un casino de Monterrey, matando 52 personas.


“Somos vecinos, somos aliados, somos amigos, pero ustedes también son responsables” dijo un Presidente enojado a los Estados Unidos

El presidente Felipe Calderón responsabilizó a la industria armamentista de Estados Unidos por las miles de muertes que están ocurriendo en México.

“¿Y por qué sigue entonces este negocio de las armas? Lo digo abiertamente: por el lucro, por las ganancias que le produce a la industria armamentista norteamericana este asunto. Yo acuso a la industria armamentista norteamericana de miles de muertes que están ocurriendo en México”, arremetió en una reunión con inmigrantes.

Calderón argumentó que, para frenar el flujo de armas que son adquiridas por los criminales mexicanos de manera indiscriminada en las tiendas de este país, no se requiere un cambio legislativo, pero sí volver a las restricciones que operaban en la administración del gobierno de William Clinton.

“Exijo que se ponga orden en ese tema”, agregó Calderón alzando la voz.

A la par, el mandatario respondió a los reclamos de la Caravana por la Paz: “No se le puede pedir a un Presidente que no se meta.”

En el inicio de su visita a Estados Unidos este fin de semana, el presidente Felipe Calderón Hinojosa atribuyó los homicidios violentos ocurridos en México a la industria armamentista de este país.

“¿Y por qué sigue entonces este negocio de las armas? Yo lo digo abiertamente: por el lucro, por las ganancias que le produce a la industria armamentista norteamericana este asunto.

“Yo acuso a la industria armamentista estadunidense de las miles de muertes que están ocurriendo en Mexico”, arremetió en una reunión con migrantes mexicanos.

“Exijo que se ponga orden en ese tema”, agregó Calderón alzando la voz.

Argumentó que, para frenar ese flujo de armas ilegales que son adquiridas por los criminales mexicanos de manera indiscriminada en las tiendas de este país, no se requiere un cambio legislativo, pero sí al menos volver a las restricciones que operaban en la administración de William Clinton.

“Y no se trata de reformar la Constitución de Estados Unidos siquiera; tan sólo con que restablecieran lo que puso el presidente Clinton alguna vez, la ley que prohibía la venta de armas de asalto, con eso iríamos de gane en muchas cosas”, alegó.

Calderón recordó que este tema lo expuso en mayo del año anterior en el Capitolio, porque las armas que aquí se venden, dijo, bajo la denominada Segunda Enmienda (que garantiza el derecho de los estadunidenses a la defensa), no están llegando a las manos de los “buenos ciudadanos americanos”.

Calderón señaló que dichas armas son manejadas por manos criminales “que hoy están matando a mexicanos, pero que un día pueden matar, como de hecho ocurrió con el agente (Jaime) Zapata, a ciudadanos americanos también”, alertó.

Vecino del mayor consumidor

El Presidente mexicano criticó también el hecho de que aquí el consumo de drogas “sigue a todo lo que da”.

De inmediato añadió que “no sólo eso”, sino que “hay otro factor que, creo, entre todos debemos denunciar: el negocio de las armas en Estados Unidos”.

Detalló el jefe del Ejecutivo federal que desde cuando inició su sexenio se han “arrebatado a los criminales” 104 mil armas y que más de la mitad son rifles de asalto, como los AR-15 y los AK-47, así como 11 millones de cartuchos y más de diez mil granadas.

“¿Y saben qué? Hemos demostrado y lo han reconocido las autoridades estadunidenses, que por lo menos 85 por ciento de esas armas, más de ocho de cada diez, fueron vendidas en una tienda de armas en Estados Unidos”, planteó.

Se preguntó si dicha venta debía explicarse por la Segunda Enmienda estadunidense y él mismo respondió:

“Ojalá así fuera. Yo respeto el derecho y la Constitución de Estados Unidos, y en muchas cosas me parece admirable.

“Pero la verdad, y como dije, a muchos representantes (aunque) no les gustó, lo dije en el Congreso de Estados Unidos en mayo del año pasado: esas armas no están yendo a las manos de buenos ciudadanos americanos”, continuó.

Pidió a los migrantes analizar cómo a partir de que la ley contra las armas de asalto dejó de aplicarse en 2004, puede verse “claramente cómo la violencia empezó a crecer desde 2005” en México.

“Y por supuesto que tomó la espiral hacia arriba, durante estos últimos seis años”, subrayó Felipe Calderón.

Insistió entonces en que “tienen que tomarse medidas, porque esto no es sólo un problema de México, sino esto es un problema de corresponsabilidad (con Estados Unidos)”.

Calderón Hinojosa vinculó la gravedad del problema de seguridad a la vecindad con Estados Unidos.

“El hecho de que vivamos al lado del mayor consumidor de droga en el mundo y que todo mundo quiera venderle droga a través de nuestra puerta o nuestra ventana y que, además, el amigo mismo le venda armas a todos los criminales, ése es el meollo y el problema de lo que estamos viviendo”, consideró.

Una política armamentista

Estados Unidos prevé exportar 46 mil 100 millones de dólares en equipos militares este año fiscal, 45% más que el ejercicio pasado, informó el viernes pasado una agencia del Pentágono:

-El director de la Agencia de Defensa, Seguridad y Cooperación de Estados Unidos (DSCA), William Landay, apuntó que incluso Washington será incapaz de surtir todos los pedidos.

-“Tenemos un exceso de 13 mil casos activos con más de 165 países e instituciones”, indicó Landay.

-Calculó que, de procesarse todas las solicitudes, el Pentágono ganaría unos 327 mil millones de dólares adicionales.

-Detalló que esto se debe a la creciente demanda de aviones no tripulados estadunidenses para tareas de combate y vigilancia.

-Entre 2005 y 2010, la agencia ha entregado armas y equipos militares por valor de 96 mil millones de dólares a países de todo el mundo, según Landay.

Aceptan que 70% de armas viene de allá

-También el viernes el diario estadunidense The Wall Street Journalreportó que Estados Unidos es la fuente de al menos 70% de las 29 mil 284 armas incautadas por México entre 2009 y 2010.

-Indicó que el reporte parece confirmar por primera vez el señalamiento de legisladores republicanos de que Rápido y Furioso, de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF), no logró impedir que las armas acabaran en poder de narcotraficantes en México.

-Los legisladores aducen que la operación permitió que presuntos traficantes compraran más de dos mil 500 armas en EU y podría haber alimentado el tráfico que la ATF se supone impediría.

Ningún mexicano “vino de gorra”: Calderón

En un mensaje a líderes migrantes, el presidente Felipe Calderón aseguró que México está cambiando y aunque reconoció que aún no se generan todos las fuentes de trabajo requeridas y que éstas son “mal pagadas o bajamente pagadas”, la tasa de desempleo es sólo de 5%, cuando Estados Unidos reporta una de casi 10%.

En una escuela para adultos, a la que acudieron unos 600 mexicanos que aquí radican, acompañado por Margarita Zavala y la canciller Patricia Espinosa, el Ejecutivo federal reivindicó los logros de los gobiernos panistas e hizo un reconocimiento público al ex presidente Vicente Fox por haber impulsado el Seguro Popular que dio paso al proyecto de conseguir antes de 2012 la cobertura universal en salud.

Insistió en comparar la recuperación económica después de la recesión de 2009 con lo que sucedía en el pasado.

“Caray, a veces me pregunto cuántos de ustedes salieron de México en una de esas crisis terribles, en algunas de esas devaluaciones en que miles y miles de personas perdieron su casa, su empresa, su negocito, por los errores cometidos en el gobierno.”

“La del 76 o la del 82 o la de 88 o la del 94. En el 82 mucha gente se vino para acá porque no tuvo alternativa”, continuó Calderón.

Comentó que, en lo personal, “Margarita y yo también entramos a mora, porque no pudimos pagar la hipoteca de la casa que habíamos comprado cuando nos casamos, cuando vino la crisis. ¡Cuánta gente se arruinó por eso!”.

En respuesta a la solicitud de un migrante de las primeras generaciones de braceros en el siglo pasado, el Ejecutivo prometió “hacer todo lo posible” para que en el próximo Presupuesto el Congreso asigne los recursos necesarios para liquidar esa vieja deuda.

Luego de aclarar que el problema viene de los años 40 o 50, señaló: “Yo fui el primer Presidente que empezó a pagar esa deuda”.

Calderón se refirió a esas primeras generaciones de migrantes para subrayar que el fenómeno tuvo su origen en la Segunda Guerra Mundial por la demanda de Estados Unidos de mano de obra.

Y en alusión a los pioneros del Programa Bracero sostuvo: “No, aquí nadie vino de gorra, primero invitaron a los trabajadores mexicanos”.

Argumentó que a partir de entonces la prosperidad de este país no puede entenderse sin el trabajo de los migrantes.

Planteó entonces que Estados Unidos “necesita el capital que tiene y necesita la mano de obra que tenemos. Y por esa razón la migración, tiene que entenderse, es un fenómeno económico y social, que no se puede parar por decreto. Tiene que regularse”.

Sostuvo, sin embargo, que él no es partidario ni promotor de la migración, porque con ésta el país pierde a los más audaces y trabajadores, pero admitió que esto se da ante la falta de oportunidades.

{
}
{
}

Deja tu comentario Felipe Calderon culpa a Estados Unidos de la droga en México. ES MEJOR CULPAR A OTRO.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre