Avisar de contenido inadecuado

El PRD se hunde

{
}

Por Juan Taveras Hernández

El autor es periodista
Es tiempo de preguntarse si las cosas que aun no se ven del pacto secreto con el presidente de la República incluye destruir o debilitar al Partido Revolucionario Dominicano, en lo que sin duda constituiría uno de los actos de traición política más repugnante de la historia política del país.

Al cabo de unos años, el Partido Reformista se convirtió en una entelequia. Hoy no es más que una franquicia que se disputan grupos cada vez más pequeños porque de ello depende su capacidad de negociación económica. El Partido Reformista dejó de ser una fuerza política. Ahora no es más que una referencia del pasado.

Concluido el plan de destrucción del Partido Reformista.  Intentó utilizar al ex presidente Hipólito Mejía con el caramelo de su vuelta al poder habilitándolo constitucionalmente. Pero Hipólito le dijo, personalmente, que no estaba interesado en la negociación. Bien pudo Hipólito aceptar la tentadora oferta.

Pero el precio que tendría que pagar el PRD, no Hipólito, sería muy alto. “Ni divido, ni traiciono al PRD”, me dijo luego de escuchar las propuestas que en mi presencia le hizo un emisario. Pero no todos en el PRD piensan, ni actúan como el ex presidente Mejía. Apareció alguien que sin comunicárselo a nadie, sin reunirse con ningún organismo del partido, sin pedir autorización, sin tener la categoría como dirigente, ni el nivel político, firmó un pacto “trascendental” cuyos resultados el país va conociendo lentamente.

Cada día aparece un elemento nuevo. Nadie en el PRD, salvo quien lo firmó, conoce el alcance del acuerdo. Lo que si saben todos es que el PRD ha dejado de ser un partido socialdemócrata, de centro izquierda, para convertirse en un partido de derecha, lo que si saben todos , es que el PRD no es un partido de oposición, sino un socio del gobierno, de un gobierno malo, reaccionario, perverso y corrupto.

Lo que saben todos es que mientras el gobierno se fortalece aumentando la deuda eterna, el PRD se divide y se debilita, a un punto tal, que dudo pueda ganar las elecciones congresuales y municipales.

Puede ser un tremendismo de mi parte, pero no sé hasta la destrucción, división o debilitamiento del PRD formen parte de los acuerdos con el gobierno. Francamente no lo sé. Pienso que tanta torpeza, tanta sinrazón, tanto fundamentalismo basado en la fuerza, tanta brutalidad política, sean frutos de la ignorancia o la ingenuidad. 

Nadie cede el poder, nadie regala el poder. El poder hay que ganarlo, hay que arrebatarlo si es preciso.

Si no lo consigue, por una razón u otra, tratará de que sea uno de los suyos. ¡Aun queda amucho por ver!

El PRD puede ganar las elecciones congresuales y municipales. El PRD podría incluso ganar las elecciones presidenciales del 2012, pero por el camino que van las cosas, no ganará el año próximo y mucho menos en el 2012. Al contrario, el PRD se debilita. El PRD puede dividirse. El PRD puede convertirse en un Partido Reformista cualquiera

{
}
{
}

Deja tu comentario El PRD se hunde

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre