Avisar de contenido inadecuado

COMER FRUTAS DE NOCHE NO ES MALO.

{
}

Comer una fruta de noche es saludable, sobre todo si esta fruta no es muy dulce y se consume con cáscara, puesto que así consumo fibra, lo que me puede ayudar a corregir el estreñimiento.

Muchas son las ventajas de la injesta regular de frutas. Mejora de la salud, ayuda a la hora de adelgazar o mayor hidratación y luminosidad en la piel son algunas de ellas. El simple gesto de pelar una pieza de fruta y llevártela a la boca puede hacer de tí una mujer bella a la vez que saludable o un hombre saludable.


Hay que comerlas las frutas son ricas en vitaminas, antioxidantes, minerales y fibra, además de tener un bajo contenido en calorías y colesterol. 


Una de sus ventajas es que no exigen más proceso de preparación que el que se puede tardar en pelarlas. La falta de tiempo o la simple pereza pueden justificar el recurrir a comidas poco elaboradas, como el fast food y los congelados. Pero tomar algo de fruta en cualquier momento del día es tan fácil como beneficioso.

Las frutas aportan al organismo una importante cantidad de sales minerales tales como calcio, fósforo, hierro, además de vitaminas e hidratos de carbono.

También son antioxidantes: ayudan a mantener sana nuestra piel y evitar la formación de arrugas, y la importante cantidad de agua que contienen contribuye a la hidratación de nuestro cuerpo. Aunque son ricas en azúcares, su aporte calórico es bajo, así como el de grasas.


Una naranja puede cubrir las necesidades diarias de vitamina C. La C y la A son las que más abundan en las frutas. Las que más vitamina A tienen son el albaricoque, el melón y el melocotón. Las que tienen más vitamina C son la ya citada naranja, la fresa, el kiwi y el pomelo. También muchas verduras contienen vitamina C, pero al cocinarlas la pierden en parte. Por eso es importante comer frutas y vegetales crudos, para aprovechar todos sus nutrientes.


Y esto no es todo. Más de un estudio ha vinculado el consumo de frutas a la baja incidencia de enfermedades. Y es que las fibras que contiene la fruta estimulan las funciones hepática y renal, y ayudan a mejorar la pereza intestinal. Además, los ácidos que contienen son vitales para la función digestiva y para una correcta nutrición. Y por si fuese poco, muchas frutas, como la ciruela, tienen propiedades laxantes.


Si lo que buscamos principalmente es adelgazar, deberemos elejir las manzanas, las peras y los melocotones, y por el contrario, decir “no” a los aguacates, el guineo, el coco o los higos, por sus altos niveles de calorías y azúcares.

Por todo lo anterior, ya sabes cual es mi respuesta, comer fruta en la noche no es malo, lo que hay que hacer es moderar siempre la cantidad.

{
}
{
}

Comentarios COMER FRUTAS DE NOCHE NO ES MALO.

Deja tu comentario COMER FRUTAS DE NOCHE NO ES MALO.

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre