Avisar de contenido inadecuado

Cinco plantas nucleares y dos centrales de energía eléctricas ponen en grave riesgo a Japón

{
}

Luego de liberar vapor radiactivo para disminuir la presión en una de ellas, el gobierno japonés declaró el estado de emergencia. Las unidades perdieron su capacidad de enfriarse luego del terremoto de este viernes. Miles de habitantes fueron evacuados mientras que los trabajadores tratan de controlar los reactores para evitar fusiones nucleares

 

El gobierno declaró el estado de emergencia para toda la Unidad en Daiichi, la primera que se establece para una planta nuclear en la historia de Japón. Sin embargo, unas horas más tarde, la empresa Tokyo Electric Power Co. que opera los seis reactores en Daiichi, anunció que había perdido su capacidad de enfriar el segundo reactor y en otras tres unidades en la cercana localidad de Fukushima Daini.

 

Los operadores de la Unidad 1 de la Planta de Fukushima Daiichi luchaban por disminuir el calor y la presión al interior del reactor luego que el terremoto de 8,9 grados de magnitud y el tsunami que vino a continuación desconectaran el suministro eléctrico de la planta y desactivaran los generadores de emergencia, con lo cual quedó desactivado el principal sistema de enfriamiento.

 

Miles de habitantes fueron evacuados mientras que los trabajadores batallaban para controlar los reactores y con ello evitar fusiones nucleares.

 

Aproximadamente 3.000 personas que viven en un radio de tres kilómetros alrededor de la planta nuclear recibieron indicaciones para evacuar sus hogares, pero esa zona de evacuación fue triplicada a 10 kilómetros  luego que las autoridades detectaron niveles de radiación ocho veces superiores a los normales afuera de la planta y más de mil veces de lo normal dentro de la sala de controles de la Unidad número 1.

 

El gobierno también declaró rápidamente los estados de emergencia para esas unidades y miles de habitantes cerca del sitio de Fukushima Daini recibieron la orden de evacuar.

 

La Oficina de Seguridad Nuclear de Japón indicó que la situación más grave estaba en la primera unidad de Fukushima Daiichi, donde la presión aumentó al doble de lo que se considera un nivel normal. El Organismo Internacional de Energía Atómica indicó a través de un comunicado que los generadores de diesel que normalmente habrían mantenido en funcionamiento en la planta de Fukushima Daiichi fueron desactivados por la inundación provocada por el tsunami.

 

Los funcionarios de la planta de Daiichi comenzaron a liberar vapores radiactivos de la planta para aliviar un poco de la presión al interior del reactor. La pérdida de electricidad ha demorado esos esfuerzos por varias

{
}
{
}

Deja tu comentario Cinco plantas nucleares y dos centrales de energía eléctricas ponen en grave riesgo a Japón

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre