Avisar de contenido inadecuado

El caduceo médico

{
}

Símbolo de autoridad, emblema de paz e insignia de oficio, se conoce desde la más remota antigüedad el caduceo médico.

El origen de la palabra Caduceo proviene del griego cadux que significa heraldo o embajador y del término latino caduceum derivado de cadere (caer) y se le atribuyen a ese símbolo dotes para calmar o apaciguar.

En principio se aplicó este nombre a una vara o caña que representaba autoridad.

La composición de éste ha cambiado a través de las épocas y según las ideas y creencias religiosas de los pueblos.

Se consideraba proveniente de la mitología griega, pero se ha podido conocer, a partir de descubrimientos realizados por arqueólogos, que en civilizaciones anteriores a la griega, como la Caldea y la Asiria, ya se utilizaba este símbolo. En excavaciones en Caldea, se hallaron vasos que tenían en sus aristas la maza con 2 serpientes enroscadas y una inscripción dedicada a su dios, llamado Nin-Guin-Zi-Da, por la cual se calcula data del 3 000 AC.

También en Europa hay investigaciones pertenecientes a la Edad de Piedra; en las grutas de los Pirineos, que revelan 3 bastones de mando en astas de reno con cabezas de serpientes esculpidas.

¿Por qué las serpientes? Es conocido que los pueblos primitivos veían en este reptil el símbolo de la cola de una de las constelaciones polares.

Según la leyenda, Esculapio en sus funciones de médico estaba atendiendo a Claucus que estaba gravemente enfermo, cuando ve a una serpiente que reptaba hacia su bastón; él la mata y en ese momento otra serpiente se dirigió con unas hierbas en la boca hacia la que acababa de matar y al tocarla le devolvía la vida. De ese modo Esculapio conoce las hierbas que resucitan a los muertos.

La interpretación de lo que significa la serpiente varía según las leyendas de distintas culturas. Para algunos al cambiar frecuentemente la piel, el ofidio simboliza el rejuvenecimiento, para otros, por ser animales proféticos y encantadores, alejan las enfermedades, y para otros, significa poder.

La figura del Caduceo ha ido cambiando a medida que evolucionaron las civilizaciones, impregnándole características de cada pueblo, según sus costumbres e ideas.

La Vara significa la fuerza usada por el hombre para su protección física y como compañera de la vida nómada, al reunirse los hombres en grupos, tribus o clanes, pasa a ser un atributo del jefe que dirigía esa primitiva sociedad, siendo ya un tronco más grueso con un extremo doblado en forma de cayado, como el báculo utilizado por los pastores jefes de rebaños y representa mando o jefatura en el meridiano celeste del equinoccio de primavera.

Por tanto, el origen del Caduceo de la medicina actual es el símbolo del culto estelo-solar prehistórico de la Edad de Piedra.

En las tierras que más tarde serían de América, encontramos que en México se le llamaba el símbolo de vara, y la serpiente "signo astrológico de la serpiente", culto que aún se mantiene entre los indios del Amazonas, designándose con el nombre de "Anaconda" y en Haití, entre los que profesaban el rito vudú se practicaba el culto a la serpiente.

En el antiguo Egipto, el Caduceo estaba constituido por 2 serpientes que representaban las relaciones entre astros y cirugía. En la cultura grecolatina hay 2 tipos distintos de Caduceo, que tienen en común ser atributos divinos colocados en manos de algunos dioses de la mitología grecorromana.

Una fecha significativa en la definición de Caduceo se puede señalar la del 3000 años AC cuando aparece el dios Hermes-Mercurio, primero entre los 2 Caduceos conocidos en nuestros días; muy rudimentario en su origen, simplemente un bastón sin ornamentos, donde de uno de sus extremos nudosos nacen 2 ramas enroscadas que se bifurcan y arriba finalmente se aproximan. Con el transcurrir del tiempo y en una evolución artística, las 2 ramas se transforman en serpientes y en la parte superior de la vara se agregan 2 alas.

Paralelamente a este símbolo evolucionó otro Caduceo distinto en forma y significado: el de Esculapio que apareció en el siglo IX AC y corresponde al dios Apolo, que en el culto estelo-solar representaba el equinoccio de primavera. Este diseño está formado por un tronco o maza de cabeza nudosa, enroscada en este una serpiente que exterioriza la cabeza, separada y erguida.

Los historiadores han buscado similitud entre éste y los símbolos encontrados en tiempos remotos, como el árbol de la vida de los Caldeos, y en el curioso hecho de que a veces, Esculapio se representaba con la figura de la serpiente en su santuario de Epidanto, lo cual le diferencia de los otros dioses de la mitología.

La maza de Esculapio dio origen a todo el Caduceo, ésta no es más que la representación del árbol de la vida Caldea, siendo por tanto lógico que se colocara en las manos del dios que representaba a la medicina.

En la Edad de Hierro esa maza toma el significado del dios de la fecundidad por su semejanza con el órgano viril del hombre y los animales, símbolo de la vida misma.

Esa maza se afinó hasta convertirse en un vara símbolo del poder mágico, cetro de reyes, signo de monarca y atributo divino de los encantadores y brujos.

Esta vara termina en algo que ha sido actualmente admitido como un espejo rodeado de bolas decorativas, pues en Egipto el espejo estaba considerado como instrumento de propiedades mágicas por lo que se puede ver reflejado en él seres sobrenaturales con sólo ingerir un leve narcótico.

El Caduceo de Esculapio se ha ido transformando y vemos como el bastón ritual prehistórico se convierte en una fina vara rematada por un sendo espejo, que para algunos es un ramo de uvas estilizadas. Se mantienen la serpiente enroscada en la vara y todo ello rodeado de 2 ramas de naturaleza diferente; la de la izquierda, de laurel con 6 hojas y cuatro botones de flor y la de la derecha, de roble, con 3 bellotas.

El roble está considerado como un árbol sagrado en Las Galias y Grecia, pues las sacerdotisas que mantenían en los templos dedicados a los dioses, interpretaban mensajes y prediciones que éstos transmitían a través del ruido que el viento producía al batir las hojas de ese árbol sagrado en los bosques. El laurel, porque esta planta se utiliza por las pitonisas y adivinadoras para provocar sus divagaciones, motivadas por las propiedades ligeramente narcóticas de esta planta.

Esta forma de representar el Caduceo es la que se mantiene en la actualidad como distintivo de la profesión médica.

Es de señalar que el Caduceo de Esculapio ha quedado como símbolo de ese dios, padre de la medicina y el Caduceo médico es el resultado de una evolución histórica.

{
}
{
}

Comentarios El caduceo médico

caduceo medico
yohana yohana 25/05/2009 a las 16:54

Deja tu comentario El caduceo médico

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre